Vuelta al cole: ideas decorativas para el escritorio de tus hijos

Muchos dicen que el comienzo real del año es el 1 de Septiembre con el final de las vacaciones. Será o no será el comienzo real del año, pero ahora viene a toda prisa y sin frenos la vuelta al cole y con ello todos los preparativos para que el curso sea lo más provechoso posible y nuestros hijos saquen las mejores notas. Libros, uniformes, zapatos, lápices, cuadernos… ¿pero has pensado en su habitación? ¿Has pensado en su escritorio? Será donde pasen buena parte de las tardes del nuevo curso (estamos completamente en contra de las largas colas de deberes) y te queremos mostrar los “must” que debes seguir para decorar su escritorio.

¿Con qué colores decoramos su escritorio?

Puedes seguir tendencias, gustos o incluso decorar la habitación de tu hijo por un capricho, pero para la zona de estudio (su escritorio) lo mejor es ver qué colores lo ayudarán sacar mejores resultados y a concentrarse mejor. Empezamos por el color verde. Es el color de la vida y de la naturaleza. Transmite gran sensación de tranquilidad y reduce el estrés, por lo tanto ayudarás a los pequeños a concentrarse mejor y hacer mejor sus tareas y deberes. Los colores lilas, violetas y rosas simbolizan la espiritualidad, fantasía y misterio. Es una gama de colores perfecta para niños que necesitan desarrollar su capacidad creativa. Además son unos colores que reducen la impaciencia así que los niños podrán pasar más tiempo estudiando sin cansarse.

El color azul transmite la sensación de relajación y estabilidad, por eso es un color muy recomendado para decorar ambientes infantiles. Ayuda a calmar la mente, el miedo y la tensión, entonces son muy estimulantes de la concentración. Sin embargo el rojo es un color excitante y estimulante que hace que aumente la presión sanguínea y el entusiasmo, es un color que fomenta mucho el interés. Dado que es un color muy estimulante, te aconsejamos que si lo vas a usar para decorar la habitación de tus hijos, lo hagas acompañado de colores neutros. El rojo no está recomendado para niños hiperactivos o que se distraigan con facilidad.

El color perfecto para nosotros es el blanco. Representa la pureza y transmite sensación de paz. Con el blanco conseguirás ambientes luminosos y tranquilos y podrás generar una atmósfera serena, ordenada y limpia. Es un color que ayudará a tus hijos a concentrarse plenamente en lo que están haciendo sin tener distracciones. Para iluminar sus escritorios no te recomendamos las luces fluorescentes, ya que el parpadeo constante de estas luces cansan mucho la vista. Pon su escritorio lo más cerca a la luz natural para que tus hijos la aprovechen la mayor parte del tiempo y su vista no se siente afectada y usa lámparas tipo flexo para que iluminen la zona que les interese en cada momento.

Mobiliario

Ya has decidido de qué color vas a decorar el escritorio o la zona de estudio de tus hijos, ahora tienes que decidir qué mobiliario va a necesitar. Partimos de la premisa de que menos es más, así que con un tablero y dos caballetes nos puede servir. En el mercado hay muchos tipos de mesa y con muchos acabados como por ejemplo el cristal. Da un resultado visual muy aparente, pero es incómodo para estudiar ya que se enfría demasiado en invierno y provoca reflejos con la luz del flexo. Lo que si es conveniente es que la mesa vaya acompañada de una cajonera o un cajón auxiliar. ¿Quien no tiene un cajón donde tiene todo lo que necesita o ha perdido alguna vez?

La silla tiene que ser lo más cómoda posible. No tiene que ser giratoria, tener brazos y ser la mejor silla de oficina, una silla normal y corriente que ayude a tu hijo a estar a la altura de la mesa, será suficiente. Una de las sillas más usadas para los escritorios y que da muy buen resultado son las sillas Eames DSW. Este tipo de sillas las puedes encontrar a muy buen precio (las originales suelen ser más caras) para que el conjunto de estudio de tus hijos te salga lo más asequible posible.

¿Se sentirá a gusto con la decoración? Escúchalo y personalízala

Si ya tenemos elegida la mesa, los colores, la organización de la habitación… ahora es su turno ¿no? Pregúntale qué pondría en su habitación y permítele algún que otro capricho. Está empezando a usar su habitación para algo más que jugar a sus juguetes. Va a sentir su habitación cada vez más suya así que deja que participe en la decoración. Pósters, muñecos, algún dibujo, frases que le gusten… ¡lo que quieran!. Al fin y al cabo es su habitación y tienen que sentirse en ella lo más a gusto posible. Tu ya has elegido lo mejor para él, ahora les toca a ellos.

Color, mobiliario y personalización. Son solo tres pasos pero que como hemos visto se tienen que tener en cuenta muchas cosas. Ahora contéstanos en los comentarios las siguientes preguntas. Viendo cómo influyen los colores en la concentración de tus hijos; ¿qué color elegirías para decorar su escritorio y por qué? ¿Qué tipo de mesa te parece la mejor? ¿Y la silla? Nosotros nos decantamos por la DSW de Eames, lo tenemos claro. Y por último, ¿Qué capricho le permitirías a tu hijo introducir en la decoración de su habitación?

Esperamos tus respuestas. ¡¡Feliz Septiembre!!

Fuente: Imágenes tomadas de distintos tableros de Pinterest. Portada: Emily Henderson

No Comments

Deja un comentario