Cine y Decoración I: Todos los días de mi vida

Seguimos con las sorpresas y hoy os traigo otra nueva sección. Al hilo del post de la semana pasada de “Series y Decoración” nace esta otra en la que intentaré traeros las #CositasDecorativas de las películas que vaya viendo. En “Series y Decoración” abrí la sección hablándoos de una de mis series favoritas y como no podía ser de otra manera, para esta nueva sección os traigo una película que es especial para mi. Se trata de “Todos los días de mi vida”, una película romántica que, como no sé si no habéis visto, no os quiero adelantar nada. Sólo quisiera recomendarla a las parejas de enamorados porque dicha película es una fuente de citas increíbles y la historia, en algunas ocasiones, puede llegar a emocionar.

El principal motivo por la que os comparto esta película no es sólo que es especial para mi, si no porque cuando la vi me encantó la casa donde vivían los protagonistas: Paige (Rachel McAdams) y Leo (Channing Tatum).

La casa de los protagonistas

Se trata de un pequeño loft en una antigua nave industrial. Los lofts tienen algo especial, no sé qué es pero no hay un loft que no me llame la atención y sueñe con vivir un día en uno. El de los protagonistas es pequeño, no es muy grande, pero goza de un espacio amplio sin paredes que une cocina, salón y comedor y que la entrada a la zona de las habitaciones se hace a través de una grandísima puerta de madera azul.

Vista del loft industrial de Leo en Todos los días de mi vida

Vista del loft industrial de Leo

Además este loft tiene una decoración que a cualquiera le puede gustar, sobre todo a los que rondamos los 25 años. Es muy juvenil ya que cuenta con espacios para la música, los muebles no están conjuntados pueden observar que los sofás son diferentes, los sillones también, las sillas no tienen que ver una con otra, las mesas tampoco… hasta las lámparas son diferentes de una zona y otra. Es como un piso de estudiantes que se ha ido amueblando poco a poco, que se han ido trayendo los muebles de donde han podido y el resultado ha sido el que ven, ¡buenísimo!

Salón de la casa de los protagonistas de Todos los días de mi vida

La entrada y la cocina

Es la zona de la casa que más sale en la cocina y la primera que sale y que ya me enamoró, sobre todo su entrada. Ya dije en algún momento que me encantan las entradas funcionales, con vida, que no sean más que una zona cuadrada de nuestra casa. En este caso, no es así porque no hay paredes y todo es un espacio abierto pero aún así tienen una zona de recibidor que me encantó. En ella tienen las bicicletas con un perchero y unos estantes, también con perchero. No sé cual es vuestro ideal de recibidor pero este, sin duda, se acerca mucho al mío

Recibidor de la casa de Leo en Todos los días de mi vida

De la cocina me gusta todo ya que es amplia y el color que han elegido para los azulejos es un color alegre, el azul turquesa que además, han querido hacer juego con las lámparas que alumbran la mesa central.  Además, los muebles de color blanco con la encimera de madera natural también ha sido un acierto bajo mi punto de vista y sigue mostrando eso que os digo, una casa de dos recién casados que han decorado la casa a base de retales pero que han conseguido un conjunto con mucho gusto.

Cocina de la casa de los protagonistas de Todos los días de mi vida

Otra escena más de Paige en Todos los días de mi vida

Otra escena más de Paige en Todos los días de mi vida

El salón, la zona común

Como os vengo diciendo, este loft es un espacio abierto en el que aúna todas las zonas comunes y del que sólo está separado la zona de las habitación donde se supone una habitación pero que a lo largo de la película no se muestra mucho que yo pueda compartir con ustedes más que la gran puerta de color azul turquesa que la separa que podéis ver en la primera foto que puse del interior de la casa. Yo de la casa os quiero destacar tres zonas que me han gustado y que quisiera destacaros. La primera, es la zona que va contigua al recibidor que además está pintada del mismo color. Es una zona que tienen dispuesta para ver la tele en la que además, tienen una chimenea hecha de hierro pintada en beige que contrasta mucho con la pared pero que además, dota a la zona de un poquito más de encanto, por si le faltaba. En la foto que os puse al principio pueden distinguir que tiene dos sillones distintos el uno del otro y una mesita auxiliar. No podrán decir que este loft no es envidiable…

Chimenea y salón de Todos los días de mi vida

Vista del salón de Todos los días de mi vida

Otra de las zonas que os quiero destacar del loft de la pareja es la zona que parece de salón comedor. Se trata de una zona rectangular que tiene tres de él un enorme ventanal (mirar la foto de cabecera). Pero lo que más me llama la atención de esta zona es su estantería. Tiene una estantería enorme que parece como anterior a la casa y que estaba allí antes de que ellos se instalaran, es decir, industrial. Son altas y tienen unas puertas correderas hechas de malla de hierro que hacen combinar el estilo industrial con el juvenil de la decoración y hace que a mi personalmente se me caiga la baba. Simplemente, me encanta!

Paige intentando recuperar la memoria

Paige intentando recuperar la memoria

Estantería industrial de Todos los días de mi vida

Por último, de la zona común os quisiera destacar el mosaico “low cost”, ¿recuerdan? En el post de ayer hablé de los conjuntos de marcos y dentro, de las soluciones low cost que es la que usan nuestros protagonistas para decorar su loft. El protagonista es músico y tiene un estudio de grabación así que su conjunto no podría ser de otra cosa que de carteles de discos, conciertos y algún que otro recorte de revista musical. Sigo diciendo lo mismo, el encanto de este loft, bajo mi opinión, es el toque estudiantil en la decoración, el toque juvenil, cualquiera de nosotros decoraríamos así la casa si la tuviéramos que decorar poco a poco y pudiéramos tener un espacio así. ¿Y qué me dicen de las paredes de ladrillos?

Escena de Todos los días de mi vida

Escena de la sala de estar de Todos los días de mi vida

Escena de la sala de estar de Todos los días de mi vida

El estudio de Paige

La protagonista, Paige, es una joven dedicada al arte y la escultura y como desde que se casó con Leo, las cosas le iban bien, tenía cerca de su loft un amplio estudio donde poder desarrollar tranquilamente su profesión. Os la quiero compartir porque a cualquiera de nosotros que nos gusta la decoración y que nos gustan hacer DIY y alguna que otra cosita de bricolaje y a mi, sinceramente y aunque fuera una película, me dio un poco de envidia ver el pedazo de estudio que tenía nuestra protagonista.
Como es en la misma calle de su loft, o eso dejar entrever en la película, su estudio es parecido estructuralmente a su casa. Es un edificio industrial convertido en estudio, con enormes ventanales en el que Paige tiene todas sus herramientas, esculturas, bocetos y todo lo necesario para poder trabajar a gusto. Yo viviré en un agujero en la pared pero si tuviera un estudio como el de Paige lo llenaría de herramientas por todos lados y la pared que Paige la tiene llena de bocetos yo la tendría igual, llena de bocetos y de ideas pero bueno, ya está bien del cuento de la lechera. Disfruten del espacio:

Los protagonistas entran en el estudio de Paige en Todos los días de mi vida

Los protagonistas entran en el estudio de Paige

Vista general de estudio de Paige

Vista general de estudio de Paige

Bola extra para los amantes de las plantas 

Si habéis visto todas las fotos y sois amantes de las plantas seguro que no se os ha ido nada de la vista pero por si acaso, os dejo esta última foto de la ventana de la cocina que está decorada con unas cuantas macetitas. ¿Os gustan?

Plantas en la cocina

Y aquí acaba el primer post de “Cine y Decoración” y espero que haya estado a la altura de lo que esperaban. Sólo tengo que acabar recomendándoos la película, que os va a encantar a los que no la vieron y a los que la vieron, que compartan con nosotros sus impresiones. Un fuerte abrazo y gracias por su visita.

PD: la película es especial para mi porque fue la primera que vi en el cine con mi chica ;D

3 Comentarios
  • María
    Posted at 13:17h, 18 diciembre Responder

    Yo también quiero un loft.. parecen tan bohemios jaja

    • Francis
      Posted at 13:49h, 18 diciembre Responder

      Si lees mucho de lo que escribo por aquí siempre digo que me gustaría vivir en un agujerito en la pared, que con eso me conformo, pero lo que realmente sueño es vivir en un loft. Algo tienen que lo hacen especiales… ojalá!

  • Anónimo
    Posted at 17:56h, 08 octubre Responder

    ¡Hola! Precisamente vi la película y me puse a buscar las fotos de la maravillosa casa de la pareja. He de decir que tengo 44 años, y ya no soy estudiante… pero me niego a someterme a un estilo clásico solo por mi edad. La decoración de un hogar debe transmitir la personalidad de quien lo habita o decora. Y este es totalmente mi estilo. Me encanta recoger muebles, de esos que la gente no valora y deja junto a los contenedores sin ningún remordimiento, llevarlos a casa y darles una segunda oportunidad con una manita de pintura o haciendo collages sobre ellos. El resultado es genial…
    Solo quería darte las gracias por compartir las fotos en tu página 🙂
    Sonia

Deja un comentario